Tratamiento con células madre

En diversas ocasiones hemos podido escuchas las maravillas de este novedoso tratamiento con células madre. Pero en que consiste, y que beneficios puede tener para la salud de las personas que padecen alguna lesión de rodilla. A continuación podremos conocer un poco más acerca de esta terapia.

Las células madre de nuestro organismo son las encargadas de la regeneración y reparación de tejidos. En su aplicación en traumatología aumenta las posibilidades de la medicina regenerativa, ya que trata de reproducir el mismo método que utiliza el propio organismo humano para recuperarse de un enfermedad o lesión. El objetivo es aumentar la cantidad de células que se encargan de la regeneración de la lesión y de esta forma incrementar la capacidad de regeneración del propio cuerpo humano, consiguiendo un resultado más efectivo.

celulas-madre

Las células madre empleadas en el tratamiento se extraen del propio paciente, normalmente de la médula ósea, son procesadas en el laboratorio, y posteriormente implantadas en la rodilla lesionada.

El tratamiento con células madre se emplea en traumatología principalmente para la terapia de lesiones de rodilla como la artrosis o la osteocondritis, aunque también se han realizado estudios con resultados satisfactorios que recomiendan su uso en tratamientos de reconstrucción de ligamentos, roturas meniscales y fracturas óseas. Actualmente, esta técnica se esta utilizando en el tratamiento de artrosis severas que han sufrido una pérdida masiva de superficie del cartílago. En los ensayos realizados en estos casos, se han obtenido buenos resultados en cuanto a la disminución del dolor y la mejora funcional del movimiento de la rodilla.

implante-de-celulas-madres-1

El tratamiento con células madre para lesiones de rodilla se hizo relevante por su uso en terapias de recuperación de deportistas famosos como Rafael Nadal, además de numerosos jugadores de la liga de la NBA en baloncesto. No obstante, esto ha desatado la polémica, ya que también existen especialistas que desconfían de los resultados calificados en ocasiones como “milagrosos”, y ven esta nueva terapia como una forma novedosa de hacer negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *