Rotura del ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior es un ligamento situado en la parte anterior de la rodilla.
Recordemos que un ligamento es una banda elástica de tejido de fibras de colágeno.
Cumple estas tres funciones:

  • Es el freno principal (90%) para evitar el desplazamiento anterior de la tibia
  • Limita la angulación (externa e interna) de la articulación de la rodilla cuando está completamente estirada
  • Limita la rotación tibial

rotura del ligamento cruzado anterior

Existen cuatro ligamentos de mayor importancia en la rodilla, pero el ligamento cruzado anterior o LCA es el que se lesiona con más frecuencia, produciendo lo que se llama la rotura del ligamento cruzado anterior, tan frecuente por desgracia e futbolistas, tenistas, etc.

Causas de rotura del LCA

La rotura del ligamento cruzado anterior se puede producir en un cambio brusco en la dirección de la rodilla al frenar en seco o desacelerar. Ejemplos de ello puede ser caer y apoyar mal la extremidad después de un salto, pararse bruscamente después de correr, realizar un giro brusco mientras se corre, etc.

Son las mujeres las que poseen más propensión a lesionarse el LCA por sus características anatómicas:

  • Pelvis más ancha, que hace que hace que haya más rotación externa de la tibia
  • Mayor laxitud articular
  • Menor hueco para alojar el LCA que en los hombres

Síntomas de la rotura

La rotura del ligamento puede producirse si existen alguno de estos síntomas:

  • Sentir un crujido en la articulación que en ocasiones puede incluso escucharse.
  • Dolor inmediato y persistente en el momento del traumatismo.
  • Dolor continuo, al tratar de caminar y/o al tacto de la rodilla.
  • Disminución de la capacidad de movimiento de la articulación y rigidez de la misma.
  • Inflamación y enrojecimiento de la zona afectada.
  • Hemorragia interna que causa la aparición de un edema.
  • Inestabilidad de la rodilla (le falla, sensación de que no le aguanta)
  • Elongación-estiramiento por un traumatismo no reciente en la rodilla
  • Dificultad para apoyar la extremidad lesionada

Tratamiento de la rotura del Ligamento Cruzado Anterior

El Ligamento Cruzado Anterior roto, al producirse, e deshace como si fuera el trenzado de una cuerda y no se puede curar por sí mismo, necesita una intervención quirúrgica.

Dependiendo del grado de la rotura, que varía de grado 1 a grado 3, la decisión entre tratamiento quirúrgico o no quirúrgico tiene en cuenta múltiples variables específicas para cada paciente.

Se indica un tratamiento no quirúrgico en estos casos:

  • Grado de inestabilidad de la rodilla: si globalmente parece buena y el nivel de actividad física es bajo
  • Edad (avanzada) y nivel de actividad física del paciente (bajo)
  • Si no hay lesiones asociadas: rotura de meniscos, ligamentos, cartílago

El tratamiento no quirúrgico implica que al paciente que tiene que cumplir con un programa de rehabilitación prolongado, basado en el reforzamiento muscular (isquiotibiales, cuadriceps).
Tambien se utilizan las rodilleras ortopédicas para estabilizar la articulación, y para realizar determinadas actividades deportivas o algo tan sencillo como el hecho de caminar (esto último bajo decisión personal y opcional).
En la mayoría de los casos clínicos se ha de cambiar el nivel y tipo de actividad deportiva.

La cirugía para la rotura del LCA recupera al lesionado por completo.

Se indica un tratamiento quirúrgico en estos casos:

  • Deficiencia crónica del LCA. Desestabiliza la rodilla y puede lesionar los meniscos y el cartílago
  • Rotura del LCA si el paciente practica deportes donde salta, corre y se para bruscamente en carrera, giros bruscos de rodilla con el pie en el suelo, si pivota, etc. Deportistas como futbolistas, jgadores de baloncesto y tenistas son ls más perjudicados en esta lesión.
  • Si hay lesión asociada de uno o dos meniscos. Según datos médicos, más del 50% de roturas del ligamento cruzado anterior viene acompañadas por una lesión meniscal.
  • Ausencia parcial o total del menisco por lo que se debe reconstruir el LCA y reparar el menisco el máximo posible.
  • Daño en algún cartílago y posterior reconstrucción del LCA
  • Si se ha producido una rotura reciente del LCA y el paciente tiene un estilo de vida activo
  • Si hay más ligamentos afectados, puede precisar reconstrucción del ligamento lesionado y del LCA

Sin la cirugía los pacientes pueden ver incapacitada su actividad deportiva por la inestabilidad de la rodilla y se pueden padecer otras lesiones más graves.

Cirugía del Ligamento Cruzado Anterior

La cirugía de reconstrucción del LCA se realiza por la técnica de la artroscopia, como ya vimos en otros artículos en la web de lesionderodilla.com.

El Ligamento Cruzado Anterior debe sustituirse por un injerto del mismo paciente y obtenido de la misma rodilla lesionada.
Para algunos pacientes con grave deterioro, se puede utilizar un injerto de banco de huesos.
El injerto implantado presenta las mismas características que el ligamento original a partir del quinto o sexto mes desde la operación. En algunos casos la recuperación se puede extender hasta el año después de la intervención.

Injertos pra tratar el LCA

Como hemos visto, el injerto se ha de obtener del mismo paciente y obtenido de la misma rodilla lesionada.

Se suele obtener de:

  • Tendón de Aquiles o tendón cuadricipital
  • Injerto obtenido de banco de huesos
  • Extremo inferior de la rótula, tuberosidad tibial anterior y tendón rotuliano.
  • Tendones de la “pata de ganso” (Semitendinoso y Gracilis). Preparados en forma de lazo cuádruple

Operación del LCA

Si quieres saber en qué consiste la operación de la rotura del ligamento cruzado anterior, sigue leyendo.
El injerto se introduce a través de las incisiones de la artroscopia por un túnel practicado en el fémur y en la tibia.

Este injerto se fija al hueso cuando transcurren varias semanas desde que se implanta el injerto en la rodilla.

Para fijar este injerto, se utiliza, según el tipo de paciente y la técnica empleada, los siguiente elementos:

  • Tornillos bioabsorbibles
  • Tornillos metálicos de titanio (se colocan en cada extremo del injerto)
  • Otros sistemas de fijación a criterio del médico

Estos tornillos se fijan con una tensión específica y con la rodilla en una determinada posición.
Si se colocan con una tensión baja puede provocar un LCA débil e insuficiente, que puede precisar una cirugía de revisión.

Postoperatorio de la operación con el LCA

Tras efectuar el injerto, la rodilla se inmoviliza con un vendaje elástico.

Al día siguiente de la operación ya se puede empezar a doblar y estirar la rodilla.

Además se puede apoyar por completo la extremidad y se recomienda que los primeros días se lleve muletas y una rodillera de neopreno.

Rehabilitación para la rotura de ligamento cruzado anterior

Al día siguiente de la intervención ya se puede comenzar con la rehabilitación para la rotura de ligamento cruzado anterior, siempre en manos de un fisioterapeuta.
Hay que fortalecer la musculatura del muslo y la pantorrilla.
Se recomienda que los primeros días se extienda por completo la rodilla y y se flexione más de 90º.

Si todo transcurre con normalidad, al mes de la operación se puede practicar bicicleta y natación.

A los dos meses se puede practicar running, quizás con una rodillera deportiva.

Cuando pasan de 5 a 6 meses tras la operación, ya se puede empezar a practicar deportes de contacto (fútbol, esquí, danza, tenis, etc).

Por lo tanto, el tiempo de recuperación para la rotura del ligamento cruzado anterior puede durar de 5 a 6 meses para volver a la normalidad.

que es rotura de ligamentos

Si se produce una lesión del Ligamento Cruzado Anterior en deportistas adolescentes con cartílago de crecimiento, puede que se haya producido fractura-arrancamiento de la espina tibial.

Estas lesiones en este tipo de pacientes tan jóvenes pasan casi siempre por cirugía artroscópica.

Por último os dejamos con un interesante vídeo que nos explica cómo saber si hay rotura de ligamentos de rodilla o un esguince de rodilla:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *