Partes de la rodilla

La rodilla es una articulación central de las piernas, siendo una articulación central de los miembros inferiores. Si continúas leyendo, te explicaremos las partes de la rodilla, su anatomía y todo lo que necesitas saber sobre esta articulación tan importante.

Esta articulación está formada por la unión de dos importantes huesos:
– Fémur (en su porción distal)
– Tibia (en su porción proximal)

Dispone de un pequeño hueso, llamado rótula, que se articula con la porción anterior e inferior del fémur y su función es la de poder realizar movimientos de flexión y extensión.

anatomia rodilla

También está rodeada por una cápsula articular y varios ligamentos.

¿Sabías que la articulación de la rodilla es la articulación más grande del cuerpo humano y una de las más complejas?

Esto es así porque sirve de unión entre el muslo y la parte inferior de la pierna. Está destinada a soportar la mayoría de nuestro peso del cuerpo en posición de pie. Se compone de los huesos fémur, tibia, rótula y dos discos fibrocartilaginosos que son los meniscos. Los huesos del fémur y tibia son el cuerpo principal de la articulación. La rótula actúa como una polea e inserción al tendón del músculo cuadriceps y al tendón rotuliano. Este último tendón tiene la función de transmitir la fuerza generada cuando se contrae el cuádriceps del muslo.

La rodilla está sustentada por fuertes ligamentos que impiden que sufra una luxación o torceduras, siendo los más importantes;
Ligamento cruzado anterior (ACL).
Ligamento cruzado posterior (PLC).
Ligamento colateral medial (MCL).
Ligamento colateral lateral (LCL).

Como hemos visto antes, está compuesta por dos articulaciones más pequeñas que son:

Articulación femoropatelar: formada por la tróclea femoral y la parte posterior de la rótula.
Articulación femorotibial: pone en contacto la superficie de los cóndilos femorales a la tibia. Es una articulación bicondilea (esto es, con dos cóndilos).

Bien, todo el mundo intuye que las rodillas son necesarias para caminar y para permitir el movimiento de las piernas. Este movimiento se llama flexoextensión, pero también puede tener un movimiento de rotación cuando se encuentra en flexión. Es en este movimiento (rotación) cuando esta articulación es vulnerable a lesiones graves, como el esguince de rodilla, rotura de ligamentos, etc. y producidos en la práctica deportiva. Otras de las lesiones de rodilla comunes son la artritis y la artrosis de rodilla.

A continuación veremos las distintas partes de la rodilla, con imágenes, vídeos explicativos, etc.

Meniscos

Los cóndilos femorales o comúnmente llamados meniscos presentan una forma redondeada, aunque no son redondos al 100%. La meseta tibial es plana, haciendo que las superficies articulares entre el fémur y tibia sean algo diferentes entre sí (en verdad muy diferentes), y ambas no pueden articularse si no fuera por el menisco, ya que tienen formas incompatibles.
Ahí entra en juego el menisco para favorecer la unión de estas superficies articulares tan diferentes estando tan cerca anatómicamente. Los meniscos están formados por anillos de fibrocartílago y con forma de cuña. La parte externa del menisco es una anillo cerrado casi al completo, mientras que el anillo interno del menisco no es tan cerrado.

Vasos sanguíneos

En esta sección te mostramos cómo funciona y se estructura el riego sanguíneo de la rodilla. Este proviene en su mayoría de 3 arterias:
– Arteria femoral
– Arteria poplítea
– Arteria tibial anterior.

De estas arterias se bifurcan en troncos más pequeños para formas un círculo alrededor de la articulación de la rodilla llamado círculo anastomótico.

Las ramas y arterias que te hemos comentado son:

– Recurrente tibial anterior. Origen en la arteria tibial anterior.
– Genicular superior medial. Origen en la arteria poplítea.
– Genicular inferior medial. Origen en la arteria poplítea.
– Genicular superior lateral. Origen en la arteria poplítea.
– Genicular descendente. Origen en la arteria femoral.
– Genicular inferior lateral. Origen en la arteria poplítea.

Otro vaso sanguíneo importante sería la vena poplítea y desemboca en la vena femoral.

Músculos de la rodilla

En la articulación de la rodilla actúan una serie de músculos. Se debe tener en cuenta que algunos de estos músculos intervienen en varios movimientos, como el de flexión y el de rotación interna.

Isquiotibiales.
Músculo semimembranoso.
Accesorios
Bíceps femoral.
Músculos flexores.
Músculo semitendinoso.
Músculo poplíteo.
Músculo sartorio.
Músculos extensores.

músculos de la rodilla

Bíceps femoral
Cuadriceps (Recto femoral, Vasto medial, Vasto lateral, Vasto intermedio)
Tensor de la fascia lata
Sartorio
Recto interno
Poplíteo
Semimembranoso
Semitendinoso