Dolor de rodilla remedios caseros

El dolor de la rodilla es hoy en día un problema en las sociedades desarrolladas. Aquí veremos algunos de los mejores remedios caseros para el dolor de rodilla.
Deportes como el tenis, esquí, rugby, triatlón, fútbol, etc. hacen que la probabilidad de sufrir una lesión se dispare porque no se cuenta con el entrenamiento ni la preparación adecuadas.
Un estudio reciente concluyó que las tres principales causas de dolor en las rodillas son:

  • Accidentes de tráfico y laborales
  • Lesiones deportivas
  • Artrosis

Aquí también influyen el tipo de vida de la persona, su trabajo, alimentación, peso, etc.

dolor de rodilla remedios caseros

Dolor de rodilla remedios caseros y naturales

A continuación puedes leer un listado con los mejores remedios populares si quieres aliviar el dolor de rodillas de forma natural.

1. Aplicar hielo

El primer remedio consiste en envolver una bolsa de plástico con hielo en una toalla. Luego hay que ponerlo sobre la rodilla sobre unos 20 minutos máximo.
Repetir hasta cuatro veces al día pero siempre que en cada puesta no exceda de 20 minutos, ya que podría dañar la piel a causa del frío. Este remedio es aconsejable al sentir dolor en la rodilla inmediatamente después de alguna actividad física intensa o haber recibido un golpe en la articulación.

2. Aplicar paños de tintura de árnica

Se puede aplicar paños de tintura de árnica si el dolor de la rodilla es a causa de un golpe y se ha producido hace poco tiempo.

3. Paño empapado de agua tibia con salvia

Tomamos un puñado de hojas de salvia frescas y las colocamos dentro de un paño empapado de agua tibia.
Apretamos el paño sobre la rodilla y realizar movimientos de roce con el paño durante 10 minutos por la rodilla.
Este remedio se puede repetir a diario hasta que el dolor haya desaparecido. Es aconsejable cuando no existe inflamación y tras pasar 24 horas después de recibir el golpe.

4. Reposo con almohada

Colocar una almohada o un cojín debajo de la articulación. Reposo durante 24 o 48 horas.

5. Aplicar bolsa de agua caliente

Tomar una bolsa de agua caliente sobre la rodilla si han transcurrido 48 horas desde un golpe fuerte en la rodilla.

6. Col verde hervida

Se introducen un par de hojas de col verde en un recipiente con agua hirviendo. Se estrujan las hojas para extraer su jugo y se coloca una tela empapada con el agua caliente y las hojas de col verde sobre la rodilla, por unos 30 minutos.

7. Aceite esencial de menta con aceite de almendras

Se mezclan 15 gotas de aceite esencial de menta con unos 50 ml de aceite de almendras. Verter la mezcla sobre la rodilla y realizar un masaje sobre la rodilla. Recomendado si la rodilla está enrojecida y caliente.

8. Aceite esencial de jengibre y aceite de oliva

Se mezclan 15 gotas de aceite esencial de jengibre con unos 50 ml de aceite de oliva. Verter la mezcla sobre la rodilla y realizar un masaje sobre la rodilla. Recomendado si la rodilla está fría y con dolores.

9. Flores de hipérico o de San Juan

Se maceran 3 cucharadas de flores de hipérico o de San Juan frescas en 1/2 taza de aceite de oliva. Se deja macerar alrededor de un mes. Pasado el mes, se empapa un paño con la mezcla y se aplica un masaje en la rodilla tres veces al día.

10. Polvo de pimienta de cayena y vinagre de sidra de manzana

Se vierte 1/2 cucharadita de polvo de pimienta de cayena en una taza de vinagre de sidra de manzana. Se agita y se mezcla. Se empapa un paño con esta mezcla y se coloca sobre la zona afectada de la articulación. Repetir cada 20 minutos y luego enjuagar con agua. Se puede repetir 2 veces al día hasta desaparezca el dolor y la inflamación.

11. Sales de Epsom

La Sal de Epsom contiene sulfato de magnesio y se ha utilizado para obtener alivio del dolor durante años por sus altos niveles de magnesio.
Llena un recipiente con agua tibia y agrega media taza de sal de Epsom. Mezcla todo y sumerge la rodilla en la mezcla. Si no puedes sumergir la rodilla, toma un baño de agua tibia ci¡on sales de Epsom, con dos o tres tazas de sales en la bañera. Permanece al menos 15 minutos la rodilla en remojo.

12. Cúrcuma y el té de jengibre

La cúrcuma y el jengibre son antiinflammatorios naturales. Sirven para aliviar el dolor de rodilla y son buenos para tratar la artritis reumatoide.
La cúrcuma tiene como ingrediente activo la curcumina, poderoso antioxidante. Reduce los niveles de dos enzimas que causan la inflamación. Estos remedios naturales los puedes tomar en capsulas compradas en herbolarios o en forma de té todos los días, además presentan un agradable aroma y sabor en boca.

13. Aceite de menta con aceite de eucalipto

La menta y el eucalipto contienen sustancias analgésicas que mitigan el dolor de rodilla. Producen una sensación refrescante que alivia temporalmente las dolencias. Se recomienda si se padece la enfermedad de la artritis.

14. Acupuntura

Consiste en la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo humano. Su misión es la de restaurar la salud y el bienestar del paciente.

15. Aloe vera (Sábila)

Sirve para tratar la artrosis. Primero debes pelar las hojas y picar en cuadros la penca de Aloe vera. Después se bate con la cáscara de una naranja.
Se mezcla todo con unas cucharadas de miel y barro rojo. Unta tu rodilla con esta mezcla y déjala secar unos 30 minutos. Limpia la zona con agua fresca después.

16. Guayaba contra inflamaciones

Es una fruta muy saludable y nutritiva rica en vitamina C. Se pican 4 guayabas maduras y con un litro de agua hervida. Se deja en reposo durante 3 horas y se ingiere como si fuera un batido o refresco. Se puede hacer todos los días durante 2-3 meses y los resultados son espectaculares.

17. Limón

Pica un limón por la mitad y frótalo con un masaje en la zona afectada. Alivia la inflamación en las articulaciones y los dolores reumáticos.

14. Aguacate

Se colocan las semillas del aguacate en un lugar seco y fresco hasta que estén muy secas. Después se trituran para hacer un polvo con las semillas. Se mezcla con miel caliente y se aplica en la zona afectada de la rodilla como una crema.

dolor de rodilla remedios naturales

Y estos son los otros remedios también comúnmente extendidos para una recuperación de la rodilla de forma natural. Recordar que las roturas de ligamentos sólo se pueden curar con cirugía, principalmente con artroscopia.

  • Tome paracetamol (dolor) o ibuprofeno (dolor e inflamación).
  • Elevar la rodilla.
  • Descanso y reposo.
  • Vendaje ACE o cintas elásticas (kinesiotapping).
  • Ir en bicicleta o nadar en vez de ir a correr.
  • No caminar por calles cuesta abajo para no forzar la articulación.
  • Reducir la actividad física para mitigar el dolor
  • Si puede o quiere correr, hágalo sobre una superficie lisa con tierra.
  • Reducir el peso corporal (sobrepeso)
  • Si tiene pies planos, use plantillas de calzado especiales (ortopédicos)
  • Use zapatillas y zapatos con buena suela y amortiguación.
  • No permanezca de pie por largos periodos.
  • Haga precalentamiento antes de hacer ejercicio.

Tratamientos básicos para el dolor de rodilla

  • Potenciar la musculatura de extremidades inferiores, por ejemplo, haciendo sentadillas.
  • Estiramientos adecuados antes de hacer deporte.
  • Practicar natación o bicicleta.
  • Si se producen molestias, detener la actividad física y consulta a tu médico.
  • Tomar analgésicos y antiinflamatorios si se lo aconseja el médico.
  • No tener sobrepeso o si lo hay, bajar de peso.

Prevenir el dolor

Algunos problemas de las rodillas no se pueden prevenir, como los que son ocasionados por accidentes.
Sin embargo, muchos problemas de las rodillas pueden prevenirse si se lleva a cabo determinados ejercicios. Estos ejercicios nos ayudarán a mantener la articulación fuerte y a prevenir la aparición de lesiones.

El calentamiento es una actividad fundamental para la prevención de dolencias. Caminar y estirar lo músculos son ejercicios esenciales de un buen calentamiento. Estirar los músculos del frente y la parte posterior del muslo es una buena forma de calentar las rodillas.
Ejercicios para fortalecer los músculos: caminar, subir las escaleras, ciclismo, o levantar pesas.
También es conveniente seguir una serie de recomendaciones que nos permitirán realizar una actividad física más saludable y reducir el riesgo de aparición de lesiones.

Mantener un peso saludable. El exceso de peso aumenta la presión en las rodillas.
Uso de rodilleras ortopédicas en la práctica deportiva y para el tratamiento de recuperación post operaciones.
Usar zapatos adecuados para la actividad realizada y que se encuentren en buenas condiciones.
Evitar cambios rápidos de intensidad en los ejercicios.
Aumentar poco a poco la fuerza o duración de las actividades.

Si con los anteriores remedios naturales no consigue eliminar el dolor de rodilla, deberá acudir a un médico especialista para que le haga un chequeo o revisión sobre su articulación. Si nota que algunos de los siguientes síntomas permanecen, por favor, acuda a un médico.
Serían los siguientes casos:

  • Su rodilla se dobla, no tiene inestabilidad, se bloquea o produce un chasquido
  • Rodilla deforme o desfigurada
  • Si tiene fiebre, enrojecimiento, calor alrededor de la rodilla o inflamación
  • Si presenta entumecimiento, hormigueo, dolor, inflamación o coloración azulosa en la pantorrilla debajo de la rodilla adolorida
  • Le duele la rodilla llevando peso
  • Dolor intenso incluso cuando no está soportando peso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *